Enter the content which will be displayed in sticky bar

Blog

octubre 9, 2017 at 10:00 am

at 10:00 am

Picaduras de escorpiones o alacranes

Cuando nos pica un alacrán o escorpión, suele verse un punto rojo y el área de alrededor se vuelve roja; otra señal es un dolor muy intenso. En estos casos se recomienda tener en cuenta el tipo de alacrán que picó a la persona (si lo pudo ver), la edad de la persona afectada (cuanto más pequeños o más ancianos, es más peligroso), y la cantidad de veneno.

Los escorpiones se alimentan de cucarachas, por lo que manteniendo el hogar libre de estos insectos, mueren de inanición. Por eso es muy importante ser constantes con la higiene y la fumigación, de modo tal de no dar lugar a que esta plaga se propague.

No todos los alacranes son venenosos. Si nos pica un individuo, es importante atraparlo con sumo cuidado y acercarlo al médico, para que éste determine qué tipo de antídoto debe aplicar.

En Buenos Aires, suelen verse de dos tipos de escorpiones:

Titus Trivittatus:

Sumamente venenoso, es color marrón claro, con tres líneas más oscuras sobre el dorso. Tiene pinzas largas y delgadas y aguijón doble. Habita en zonas húmedas y oscuras, como cañerías u grietas de las paredes.

Los síntomas de su picadura suelen ser: taquicardia, palpitaciones, dificultad respiratoria, dolor en el pecho (que puede extenderse al brazo), salivación, lagrimeo, temblores. En casos más graves, también pueden producirse vómitos o diarrea.

La rapidez de la consulta es fundamental, ya que la eficacia del tratamiento depende de que el antídoto se aplique antes de transcurridas dos horas de la picadura.

 

Bothriurus Bonariesnsis:

Este escorpión no es venenoso, aunque su picadura es sumamente dolorosa. De color marrón oscuro (casi negro), habita en los jardines, especialmente en los meses cálidos.

Si estamos seguros de que el ejemplar que nos picó es de este tipo, bastará con colocar hielo en la zona inflamada.

 

Fuente: Hospital Nacional Posadas

Etiquetas: ,